HISTORIA

La Unidad Educativa Fiscomisional “San Francisco de Sales”, es una Institución católica, regentada por la congregación de Hermanas Oblatas de San Francisco de Sales, y funciona en la provincia de Manabí, en el cantón Rocafuerte, desde el 30 de Marzo de 1917, bajo acuerdo #72.

Desde los comienzos, la Unidad Educativa Fiscomisional  San Francisco de Sales, se ha distinguido por una educación de calidad y calidez,  integrando en todo momento la formación humana, cristiana, ética y moral con la formación  científica y académica.

Las primeras Oblatas que sentaron las bases firmes de una educación que ha mantenido a lo largos estas 9 décadas un prestigio institucional, un reconocimiento por parte de la colectividad manabita y ecuatoriana, son: Sor María Esperanza de Godín, (alemana), Sor Teresa Margarita Migevant (Francesa) Sor Cecilia de Gonzaga Ormaza, Sor Gertrudis Amada y otras más a quienes debemos reconocimiento y gratitud por la obra emprendida en este suelo manabita a favor de la educación de niños y jóvenes.

La sección secundaria, se inicia el 26 de abril de 1965, bajo el decreto # 818 con el cual se crea el Colegio Nacional Mixto Rocafuerte; en el q

ue recibían clases  por separado mujeres y varones, las primeras bajo la dirección de las Madres Oblatas y los varones bajo la dirección de los Padres Salesianos.

El 26 de mayo de 1966, se da la separación de los dos colegios, y la creación del Colegio Francisco de Sales mediante decreto # 427.

Desde este momento año tras año se van obteniendo los permisos de funcionamiento de cada curso, hasta lograr alcanzar el bachillerato.

En el año 2004, se constituye en Unidad Educativa, mediante el acuerdo 005-DECM del 23 de abril.

Desde 1917, año de la creación de nuestra institución educativa, hasta nuestros días, la Unidad educativa San Francisco de Sales, ha procurado sentar las bases firmes de una sólida educación,  reconociendo y procurando en todo momento, que el ser humano es una armonía total, donde lo físico se conjuga con lo espiritual, donde el conocimiento debe estar impregnado de valores.

Generar un clima de cordialidad y de respeto, lograr un ambiente de paz y armonía, que favorezca  la educación de niños, niñas, adolescentes y jóvenes,  ha sido siempre una de las metas prioritarias de la institución.

Los primeros años de existencia, cuando solo funcionaba la sección primaria, las autoridades no tuvieron mayores dificultades en relación a asuntos disciplinarios, pedagógicos y administrativos. La firmeza acompañada del respeto y la adhesión de los padres de familia, fueron fundamentales en estos primeros años. Las normas familiares e institucionales, estaban en una sintonía tal, que se hablaba un mismo lenguaje y todo se daba fácilmente.

Con el paso de los años y cuando se incrementa la sección secundaria, se empiezan a presentar pequeñas dificultades en las relaciones humanas, en el trabajo académico, pero sin mayores incidencias, ya que eran casos aislados, y  estos eran resueltos a través del dialogo con la persona implicada directamente y con su representante. Aquí la familia seguía jugando un papel importante en la formación de sus hijos. La institución se iba rigiendo por las normas del Ministerio de Educación, esto más o menos se mantuvo hasta el 2000, año en que empieza una nueva etapa de formación a través de la coeducación.

 

Es en esta época que se empieza a elaborar el reglamento interno, que finalmente fue aprobado el 4 de Junio del 2004.

En el año 2015 estamos atendiendo a la colectividad de Rocafuerte y lugares aledaños desde Inicial 1 (3 años) hasta Tercero de Bachillerato en la modalidad de Bachillerato General Unificado.

Al ser una institución Fiscomisional, somos atendidos por el Gobierno Central mediante la donación de los textos escolares  a nuestros estudiantes, además del lunch a los más pequeños de la casa.